martes, 2 de enero de 2007

(Artículo) Volar no es sólo para los ángeles

Microsoft ‘Flight Simulator X’ llega por fin a nuestras manos preparado para llevarnos a un mundo más cercano a la realidad que a la simulación. Mejorados notablemente sus gráficos 3D respecto a su predecesor ‘Flight Simulator 2004’, la última entrega de la saga de simuladores de vuelo de Microsoft se presenta repleta de novedades y en dos formatos “Estándar” y “Deluxe”, ésta última algo más completa aunque también más cara.
No hace falta que despeguemos con nuestro avión para darnos cuenta del importante cambio que ha dado Microsoft a su simulador. Al sentarnos en la cabina y echar un vistazo a nuestro alrededor veremos un escenario totalmente dinámico: coches de ‘Follow Me’ yendo de un lado para otro en la plataforma, carros de equipaje cargando aviones, camiones tiradores para desplazar los aviones (incluido el tuyo), etc. Más tarde, y ya en el aire, si echamos otro vistazo por nuestra ventanilla veremos que hay todo un mundo ahí abajo: animales, vehículos por las carreteras, barcos… y que decir del tráfico aéreo completísimo. Ya no estás sólo en el mundo de 'Flight Simulator'.

Respecto a los aparatos que puedes volar hay una gran variedad en el hangar, desde un ultraligero para sobrevolar preciosos valles hasta el B-747 para cruzar océanos ya conocido por los usuarios habituales del simulador. Pero no podemos pasar por alto, ya que creo que iba siendo hora, la aparición por vez primera de un avión de la industria Airbus en ‘Flight Simulator’: en este caso, el Airbus 321. Quizá muchos usuarios hubiesen preferido el A320, pero no siempre llueve a gusto de todos. Debe concer el usuario antes de comprar el simulador que el paquete 'Deluxe' contiene más aviones que la 'Estandar'.
Los sonidos, incluido el ambiente, han sido llevados hasta su punto máximo de realidad, dándonos incluso la oportunidad de disfrutarlos en Dolby Digital 5.1. Reconozco que da mucho gusto escuchar los flaps cuando suben y bajan justo detrás de tu cabeza.
Siguiendo con los aviones, pero esta vez desde dentro, podemos observar unas cabinas bastante más completas que en la versión anterior (que dejaban mucho que desear), mucho más reales y con una sensación de movimiento en aceleraciones, virajes y turbulencias que hacen el vuelo mucho más real… todo un detalle. Pero si continuamos prefiriendo las cabinas estáticas, Microsoft te sigue ofreciendo esta posibilidad, muy útil en algunas fases del vuelo.

Entrando en temas de dinámica de vuelo encontramos importantes mejoras en comparación a versiones anteriores del simulador, cierto es que roza la realizad. Pero en mi modesta opinión y según he comentado con expertos en la materia y algún piloto, puede mejorarse algo más. Pero en esto ya se sabe, poco a poco.

En cuanto a opciones multijugador he encontrado una opción muy interesante que aparece sólo en la versión ‘Deluxe’. Consiste en la posibilidad de realizar un vuelo en red con otro jugador compartiendo cabina, característica que a más de uno se nos ha hecho la boca agua. Si lo tuyo no sólo es volar y te gusta coordinar desde tierra, también puedes ejercer de controlador en cualquier aeropuerto del mundo a través de la red.

Pero no todo iba a ser de color de rosa en el nuevo 'Flight Simulator'. Encontramos una pega y de las importanes: Rendimiento y calidad. Dos características que rara vez van juntas. Necesitamos de un equipo muy potente para disfrutar de un vuelo en condiciones, con la calidad que nos promete Microsoft. Muchos usuarios se han quejado sobre este tema, ya que tienen que desactivar muchas opciones y reducir de forma considerable la calidad del escenario 3D para poder tener los frames por segundo necesarios para un vuelo satisfactorio.

Pero lo que está claro es que volar ya no es sólo para los ángeles.

No hay comentarios: