viernes, 7 de septiembre de 2007

¿Qué es la norma ETOPS?

A partir de hoy incluiré en mi blog algunas entradas para que gente con poco conocimiento en aviación comience a apreder más cosas de este mundillo. Así que arranco con la definición de las normas ETOPS.

ETOPS (del inglés Extended-range Twin-engine Operation Performance Standards, normas de rendimiento operativo de bimotores en vuelos largos) son la siglas de una reglamentación minuciosa de la OACI (Organización de la Aviación Civil Internacional) que permite a los aviones comerciales de dos motores alejarse más de 60 minutos de un aeropuerto adecuado para poder cruzar desiertos, océanos, zonas polares, etc. En función de la experiencia acumulada en este tipo de operaciones, se permite volar por rutas alejadas hasta 180 minutos y más de un aeropuerto adecuado; esto es, a medida que una compañía acumula experiencia en este tipo de operaciones, se va ampliando el Umbral Tiempo-Distancia que no es más que cuánto tiempo puede alejarse el bimotor en cuestión en caso de fallo de un motor ó de un sistema básico (presurización, hidráulico, eléctrico, protección contra fuegos,...) de un aeropuerto adecuado. Se comienza, normalmente, con un umbral de 75 minutos y la autoridad aeronáutica lo amplía a 120 minutos a los 12 meses y a 180 minutos al año siguiente si las operaciones se han realizado de acuerdo con la normativa de una manera satisfactoria.

Las normas ETOPS serán sustituidas dentro de poco por otras nuevas llamadas LROPS (Long Range Operational Performance Standars, normas de desempeño operativo en largo alcance), que afectará a todo tipo de avión, no solo a los bimotores sino también a los cuatrimotores.

¡¡Desacelera, Desacelera!! ¡¡No puedo, no puedo!!

Al fin sale a la luz los datos de las cajas negras del vuelo 3054 de TAM en el que perdieron la vida cerca de 200 personas al estrellarse el avión contra una gasolinera en Sao Paolo.















Las conversaciones entre la torre de control y la tripulación del A320 de TAM revelan que el accidente se produjo, en gran medida, por un error de los pilotos.
Pocos minutos antes del aterrizaje y con autorización para ello, un piloto le recuerda a otro y a la torre de control de Congonhas de que una de las reversas estaba desconectada por por problemas mecánicos.
Momentos después, la torre de control de Congonhas advirtió sobre la velocidad elevada del avión para tomar tierra y de que la pista estaba "mojada y resbaladiza" (fueron advertidos en dos ocasiones). Tras el contacto con la pista el piloto advirtió que apenas un "reverso" funciona y que los "spoilers" (frenos aerodinámicos) no funcionaban.

"Mira eso. Desacelera, desacelera, desacelera...", gritaba el copiloto.
"No consigo, no consigo", respondió el piloto. Tras esto agregó "Dios mío, Dios mío".
Viendo que no conseguían detener el avión, el copiloto exclamó: "Acelera, gira, gira, gira. Para... gira, gira...".
Comenzaron a escucharse ruidos y gritos de gente...
Finalmente se escuchó un "¡Oh, nooo!" de la torre de control.

Tras leer las conversaciones nos podemos dar cuenta del caos y el terror que vivieron pasaje y tripulación momentos antes de que el avión se estrellara contra el depósito de combustible.

Diálogo
----------

Torre de control del aeropuerto de Congonhas: TAM 3054 reduzca la velocidad para la aproximación.
Cabina: Buenas noches, reduciendo para el mínimo posible.
Torre: La pista está mojada y resbaladiza...TAM 3054 autorizado para aterrizar.
(Sonido de movimiento de acelerar. Aumenta el ruido del motor)
Cabina: Apenas tenemos sólo un reversor de velocidad
Cabina: Spoiler (sistema de freno de las alas) nada
Cabina: Mira eso
Cabina: Desacelera, desacelera
Cabina: No puedo, No puedo
Cabina: Gira, Gira, Gira, Gira
Cabina: Detente, Detente (Ruidos de impacto)
Cabina: Ah no, Dios Mío!
(Pausa de los ruidos de choques, gritos de personas, más ruidos de choque).
Torre: Oh, nooo!

Aunque la comisión asegura que el error humano fue el principal causante del accidente del A320 de TAM, muchos investigadores opinan que lo que hizo estrellarse al avión fue un "claro fallo en los sistemas de frenado y que el error humano no fue determinante".
Habrá que esperar algo más de tiempo para que todo esto se aclare y al fin podamos saber exactamente que ocurrió aquel día en el aeropuerto de Sao Paolo.