viernes, 28 de noviembre de 2008

Un airbus A320 cae al Mediterráneo en Francia con siete personas a bordo

Los equipos de rescate localizan los cuerpos de tres de los técnicos que realizaban una revisión del aparato

Dos personas han muerto después de que un Airbus A320 de la compañía Air New Zealand se estrellara en el mar, al suroeste de Francia, cuando realizaba un vuelo de pruebas, según han informado las autoridades regionales. Los otros cinco ocupantes del avión continúan desaparecidos.
Por razones todavía sin determinar, el Airbus se precipitó sobre el Mediterráneo cuando llevaba hora y media volando, estrellándose a unos siete kilómetros de las costas de Saint-Cyprien, cerca de Perpiñán, en medio de unas malas condiciones climatológicas, con fuerte lluvia y viento de tramontana. Siete personas iban a bordo.
Los radares franceses perdieron su señal en torno a las 16.45 horas y, poco más tarde, sus restos fueron avistados por un barco civil que avisó a los servicios de rescate. Según la prefectura marítima francesa, la carcasa del avión ha sido recuperada en el mar y, además, se han encontrado restos del avión a varios centenares de metros de donde se produjo el suceso.
Siete barcos, así como un avión de la Marina francesa y un helicóptero de las Fuerzas de Seguridad galas, han sido enviados al lugar del accidente. Aunque inicialmente se había hablado de tres cuerpos encontrados, de momento parece que sólo se han recuperado dos cadáveres a varios kilómetros de Canet-en Roussillon y siguen buscando al resto de la tripulación. La noche y las condiciones climatológicas dificultaban las labores de búsqueda de los demás desaparecidos.
"Según nuestras informaciones, el aparato habría efectuado un amerizaje de emergencia", ha dicho un portavoz de la compañía de vuelos charter XL Airways Germany, propietaria de la nave.
El avión, construido en 2005, era operado desde 2006 por la compañía alemana de vuelos charter, que lo alquiló a la neozelandesa. Los dos pilotos, de nacionalidad alemana, trabajaban para XL Airways Germany. Las otras cinco personas a bordo del avión eran de nacionalidad neozelandesa, según la prefectura de Perpiñán.
El accidente se produjo cerca de Saint-Cyprien, al sur de Francia. El avión había despegado desde la ciudad de Perpiñán, donde se encontraba en revisión. Estaba realizando un vuelo técnico cuando se produjo el accidente, según la prefectura de Perpiñán.
Airbus ha desplazado a la zona del siniestro un equipo de cinco expertos para apoyar con asistencia técnica a las autoridades francesas, según informó el fabricante en un comunicado en el que se solidarizó con las familias y los allegados de las víctimas.

Fuente: Agencias

1 comentario:

alerts dijo...

Although from different places, but this perception is consistent, which is relatively rare point!
nike dunk